HISTORIA

Ubicados en la periferia de Cúcuta, los habitantes que componen los barrios de incidencia scalabriniana han estado siempre distantes del centro de la ciudad. Acercarse a las oficinas de las entidades públicas y acceder a sus beneficios no era tarea fácil por gastos y tiempo. Asimismo las instituciones, por políticas internas, no veían factible una movilización hacia los barrios.

Fue necesaria la creación de un espacio referente, caracterizado por su sentido social y de fácil acceso. El Centro Piloto fue la solución. En el año 2009 y tras 8 meses de construcción, con el apoyo de la Agencia Scalabrinaniana para la Cooperación de los Pueblos (ASCS por sus siglas en italiano), el Centro Piloto abrió sus puertas buscando complementar los procesos formativos, culturales y sociales, y mirando a un desarrollo completo de la persona.

Primero, como consecuencia de la atención en escucha que aportaba el Centro Piloto, se pudo observar un elevato número de personas que necesitaban comida: niños y niñas, jóvenes, adultos mayores, desplazados, madres comunitarias, migrantes.

En 2015 el Programa Mundial de Alimentos (PMA) asumió el compromiso de atender a 1400 beneficiarios en condición de migrantes, retornados y población vulnerable, acompañandolos con un bono alimentario de 48 mil pesos por cada miembro de la familia. En 2016 PMA incrementó a 2000 el número de los beneficiarios.

El 2018 representa un año de mayor visibilidad por el Centro Piloto. La crisi humanitaria del Venezuela aumenta la atención a nivel mundial sobre la frontera colombo-venezolana.

PMA se encarga de entregar bonos de 98 mil pesos a las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad, retornados colombianos y migrantes. Además decide de apoyar dos de los tres comedores actualmente manejados por los Scalabrinianos.

 

Muchas organizaciones se reúnen a la acción, entre las cuales Consejo Noruego, Cruz Roja Colombia, GIZ, PLAN, Servicio Jesuita a Refugiados, Terre des Hommes.

SERVICIOS

La atención a la variedad de la población objetivo y de sus necesidades ha dado lugar a la activación de servicios diferentes.

De manera constante se presta el servicio de biblioteca, asesoría y ludoteca, de lunes a sábado. Contamos con una bibliotecaria que asesora y dirige actividades a más de 100 niños que asisten diariamente, junto al apoyo de instituciones de incidencia local, entre las cuales se cuenta el apoyo de practicantes de la Universidad Minuto de Diós.

El centro tiene una psicóloga que atiende a niños, niñas, adolescentes y adultos desde el lunes hasta el sábado. Además se presta asistencia sanitaria por la Cruz Roja Colombiana.

 

En el Centro Piloto opera el área administrativa y contable de la Misión Cúcuta, donde profesionales y pasantes de las Universidades desarrollan actividades de tipo contable y gestión de proyectos.

 

Gracias al apoyo de otras organizaciones se logra brindar talleres de autocuidado, cultura e identidad, salud, imprendimiento y sostenibilidad.